lampara infrarojaLa lámpara infrarrojos se utiliza para aliviar el dolor, como complemento a una terapia manual. Estas lámparas irradian calor a las zonas de dolor de los músculos, sin perturbar el aire, produciendo un efecto de calor. Gracias a este calentamiento homogéneo se dilatan los vasos de la zona irradiada y se alivian los agarrotamientos musculares.

La lámpara infrarrojos contribuye a aliviar los problemas musculares, los dolores, las molestias reumáticas, estimula la circulación sanguínea y favorece el metabolismo.

En la Clínica J.J. Boscà, disponemos de una lámpara en cada habitación y utilizamos esta terapia al finalizar el tratamiento para aliviar el dolor y relajar a nuestros pacientes.