Bone-healthSalud osteoarticular

Suplemento nutricional indicado para:
· Un adecuado desarrollo esquelético.
· El fortalecimiento de la salud osteoarticular.
· Una correcta mineralización ósea.
· El refuerzo del sistema esquelético.
· La prevención de problemas óseos y articulares.

Declaraciones nutricionales y de propiedades saludables:
· El calcio es necesario para el mantenimiento de los huesos en condiciones normales.
· La vitamina D, el magnesio, la vitamina K y el zinc contribuyen al mantenimiento de los huesos en condiciones normales.
· La vitamina D contribuye a la absorción/utilización normal del calcio y el fosforo.
· La vitamina C contribuye a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de los huesos y de los cartílagos.


OsteoComplex GoldNutrition Clinical tiene como objetivo el fortalecimiento de la salud osteoarticular, para lo cual combina en una única fórmula el calcio con las distintas vitaminas y los minerales necesarios para la salud de los huesos y de los cartílagos, como, por ejemplo, la vitamina D, el magnesio, la vitamina K, el zinc, la vitamina C, el cobre, el manganeso, el silicio y el boro. Su principal ámbito de actuación radica en la prevención de problemas óseos, como la osteoporosis, a través del refuerzo del sistema esquelético y articular.

osteocomplexPresentación: 20 sobres de 8,75 g

Toma diaria: Tomar 1 sobre disuelto en un vaso de agua al desayuno. No superar la toma diaria recomendada.

Aviso: No recomendado durante el embarazo, la lactancia o en caso de hipersensibilidad o alergia a cualquiera de los componentes de la fórmula.

Ingredientes: Gluconato de magnesio, sacarosa, citrato de calcio, aroma de limón, maltodextrina, ácido L-ascórbico gluconato de zinc, antiaglomerante (dióxido de silicio), borato sódico, gluconato de manganeso, gluconato de cobre, edulcorantes (sucralosa, glucósidos de esteviol), menaquinona, colecalciferol.

El calcio es el mineral más abundante en el organismo y se encuentra almacenado, principalmente, en los huesos y dientes. Los huesos están formados por un compuesto mineral cristalino que se encuentra incorporado en una matriz ósea. Este compuesto mineral, llamado hidroxiapatita, está formado principalmente por calcio y fósforo y resulta fundamental para el desarrollo de los huesos, y para que estos se mantengan saludables, en particular en lo que respecta a su fuerza y dureza.

Es necesario tener unos niveles adecuados de vitamina D en sangre para mantener una buena salud ósea. El organismo
no consigue absorber adecuadamente el calcio sin la ayuda de la vitamina D, lo cual se traduce en huesos y dientes con una baja densidad y una mineralización débil. La osteopenia, la osteoporosis y las fracturas se encuentran relacionadas con un nivel bajo de vitamina D3. Diversos estudios consideran que entre el 50 y el 60 % de las fracturas steoporóticas se deben a una carencia de vitamina D4.

La vitamina K es la responsable de facilitar el transporte de calcio desde el torrente sanguíneo al hueso y se ha sugerido que desempeña un papel tan importante como el calcio en una buena salud ósea. La vitamina K es necesaria para la síntesis de la osteocalcina, la matriz proteica del hueso sobre la cual cristaliza el calcio. Un nivel bajo de vitamina K provoca un aumento de los niveles de osteocalcina no carboxilada (inactiva), relacionado con la pérdida de masa ósea. Estudios en humanos muestran que la biodisponibilidad de la vitamina K2 (menaquinona), presente en OsteoComplex GoldNutrition Clinical, es 10 veces mayor que la de la vitamina K1, que proporciona mayores incrementos de fuerza ósea, y que permanece biológicamente activa en el organismo durante más tiempo.

El magnesio interviene en numerosas reacciones químicas, contribuye a regular el transporte de calcio y estimula la secreción de calcitonina, una hormona que ayuda al aporte de calcio al hueso. Una aportación adecuada de magnesio resulta fundamental para la absorción y el metabolismo del calcio. Por otra parte, su déficit interfiere en la producción de vitamina D y de otras hormonas necesarias para la salud ósea, y en consecuencia, provoca bajos niveles de calcio. El déficit de magnesio se considera un
factor de riesgo para la osteoporosis. Las investigaciones demuestran que una suplementación con magnesio provoca el aumento de la densidad mineral ósea.

La sílice es un nutriente fundamental para la salud ósea y su déficit está asociado a un desarrollo esquelético inadecuado. Los estudios demuestran que el colágeno que constituye el hueso aumenta con la suplementación de sílice. La sílice se encuentra en las áreas activas de mineralización ósea y se combina con el calcio en la construcción de las células óseas. También resulta fundamental al principio del proceso de calcificación.

El zinc resulta necesario para producir la matriz de colágeno sobre la cual se depositan los compuestos calcio-fósforo que forman el hueso. El zinc también resulta necesario para la producción de enzimas que degradan y reciclan la proteína ósea desgastada. La adecuada absorción de calcio depende del zinc y su déficit impide la completa absorción del calcio. El zinc resulta fundamental para la cicatrización ósea y se encuentra en concentraciones más elevadas en aquellos puntos en los que se produce una reparación
ósea. La osteoporosis se encuentra estrechamente relacionada con niveles bajos de zinc en el organismo.

El cobre resulta fundamental para el mantenimiento de la salud ósea, en particular debido a la lisil oxidasa (una enzima que contiene cobre), que colabora en la formación del colágeno óseo y del tejido conjuntivo, y que contribuye a la resistencia mecánica de las fibrillas colágenas en el hueso. El cobre también ayuda a inhibir la reabsorción ósea a través de un antioxidante que contiene cobre y zinc, llamado superóxido dismutasa. Este antioxidante endógeno neutraliza los radicales superóxido producidos durante la reabsorción ósea por las células de degradación ósea, denominadas osteoclasto. El desarrollo de osteoporosis se encuentra relacionado con niveles inadecuados de cobre.

La vitamina C interviene en muy diversos y complejos procesos metabólicos interrelacionados, y resulta fundamental para la salud de los huesos, en particular para: ayudar a la formación de colágeno; estimular las células de construcción ósea, aumentar la absorción de calcio y mejorar el efecto de la vitamina D en el metabolismo óseo; y para participar en la síntesis y mejorar el funcionamiento de las hormonas esteroides adrenales, que desempeñan un papel fundamental en la salud ósea, especialmente durante la perimenopausia y menopausia, momento en el cual disminuye la producción hormonal en los ovarios.

osteocomplex